Un paso más allá en el proceso de limpieza de dispositivos médicos: las termodesinfectadoras llegaron para quedarse

Autor: Farm. Silvia Robilotti
Fecha: Marzo 2019


ESTERILIZACIÓN Y LIMPIEZA

Como todos sabemos, la llave de la puerta de ingreso al proceso de esterilización de cualquier dispositivo médico es su condición no negociable de limpieza previa.

No se puede esterilizar ningún dispositivo médico sucio ya que, aunque parezca una tontería, insistimos en recordarlo:

¡La suciedad no se esteriliza!

¡La suciedad se limpia!

La esterilización NO es un sustitutivo de la limpieza, ni la limpieza de la esterilización.

Entendemos por limpieza la eliminación física por arrastre o por medios mecánicos o mediante agentes químicos (detergentes, enzimas, etc.) de la suciedad (materia orgánica e inorgánica) presente en los materiales tras su utilización.

Los restos orgánicos forman  una estructura muy particular, llamada biofilm, constituida por grupos de bacterias que se unen a través de filamentos, adhiriéndose con fuerza a un soporte sólido que les va a dar estabilidad, protección y nutrientes.

La suciedad adherida bajo este formato de biofilm puede actuar como barrera a la acción de los agentes biocidas, por ello la limpieza es imprescindible para lograr una correcta desinfección o esterilización y, por ello, es un paso fundamental para prevenir y evitar la infección nosocomial.

Poniéndonos de acuerdo con estos términos:

• la limpieza elimina la suciedad y parte de los microorganismos

• la desinfección destruye o inactiva muchos gérmenes

• y la esterilización los destruye completamente a todos.


OBJETIVOS DE LA LIMPIEZA DE LOS PRODUCTOS MÉDICOS:

• Eliminar restos de materia orgánica e inorgánica.

• Reducir el número de microorganismos presentes en el dispositivo médico previo al proceso final de muerte microbiana (ya sea desinfección terminal o esterilización).

• Proteger a los instrumentos o dispositivos médicos del desgaste y la corrosión.

• Favorecer el proceso de desinfección y esterilización, ya que no hay proceso de muerte microbiana en presencia de materia orgánica.

La limpieza se realizará siempre inmediatamente después del uso del dispositivo médico, ya que de este modo:

• facilitamos la eliminación de restos de suciedad;

• evitamos deterioro de instrumental (corrosión).

Durante mucho tiempo la única forma de limpieza que conocimos fue la limpieza manual, en base a un trabajo meticuloso y consciente por parte de un operador, provisto de cepillos de cerdas duras, no metálicas, un buen detergente enzimático y adecuada protección personal para evitar accidentes de corto punción y/ salpicaduras.

Pero, así como evolucionó el concepto de limpieza en casa (con lavarropas y lavavajillas) también lo hemos incorporado a la vida hospitalaria, mediante la incorporación de sistemas automatizados de limpieza, inclusive con procesos adicionales de desinfección.

Entonces, abramos la puerta a los sistemas modernos de limpieza y termodesinfección.


VENTAJAS DE LOS EQUIPOS AUTOMÁTICOS:

• Estandarizan y garantizan los procedimientos de limpieza y desinfección en todas sus fases, obteniendo un registro físico (ticket alfanumérico con parámetros).

• Facilitan la posibilidad de utilizar un control de carga en el ciclo de lavado.

• Consiguen la trazabilidad completa del los dispositivos médicos, ya que registran cada una de las etapas del proceso de limpieza. De este modo, se completa el seguimiento hasta su utilización en el paciente.

• Evitan el riesgo biológico (corto punción, salpicadura, aerosoles) del personal ante la exposición y en la manipulación de material contaminado.

Las termodesinfectadoras suelen tener varias bombas dispensadoras de productos de limpieza, para el detergente, para el neutralizante ácido y para el lubricante. Gracias a ello la dosificación de los líquidos es estandarizada, no gastando me más ni de menos que lo requerido por el fabricante de los líquidos.


LAS ETAPAS GENÉRICAS DE UN PROGRAMA CON DESINFECCIÓN TÉRMICA SON:

  1. Prelavado: agua fría sin aditivos para retirar suciedad y sustancias que generen espuma.

  2. Limpieza: temperatura del agua máximo a 40°C si usamos detergentes enzimático. Hasta 60°C si usamos detergentes alcalinos, por un tiempo mínimo de 5 minutos.

  3. Primer enjuague: agua caliente o fría.

  4. Segundo enjuague: agua caliente o fría sin aditivos, para eliminar restos de limpiadores asegurando así la inocuidad.

  5. Desinfección térmica/ enjuague final: agua completamente desalinizada. Evita manchas, corrosión, no se forman cristales. La temperatura en esta etapa sube entre 90ºC – 95ºC (durante el tiempo marcado por la UNE-EN ISO 15883).

  6. Secado: la temperatura de secado puede llegar a 120ºC.

ATENCIÓN: no secar el instrumental tras el proceso de limpieza, puede generar corrosión y deterioro prematuro de los instrumentos metálicos.


CONTROL DE LA EFICACIA DE LA LIMPIEZA

Se puede realizar:

• Comprobando visualmente los instrumentales, con lámparas de trabajo con lentes de aumento de 3 a 6 dioptrías.

• Mediante bioluminiscencia, tecnología basada en la detección de ATP.

• Con dispositivo de control basado en la presencia de suciedad simulada en portadores inertes (wash checks).

Si el instrumental no está suficientemente limpio, deberá limpiarse de nuevo.


MARCO NORMATIVO

Normativa sobre Lavadoras desinfectadoras: UNE-EN-ISO 15883

Se aconseja una lectura en detalle de:

  1. UNE-EN-ISO 15883-1: Lavadoras desinfectadoras. Requisitos generales, definiciones y pruebas.

  2. UNE-EN-ISO 15883-2: Lavadoras desinfectadoras. Requisitos y pruebas para lavadoras desinfectadoras que emplean desinfección térmica para instrumentos quirúrgicos, equipos de anestesia, instrumentos canulados, utensillios, material de vidrio, etc.

Esta parte afectaría expresamente a las lavadoras termodesinfectadoras de hospital:

  1. EN-ISO 15883-3: Lavadoras desinfectadoras. Requisitos y tests para lavadoras desinfectadoras que empleen desinfección térmica para contenedores de residuos humanos, afectando a los tradicionales lavacuñas (lavachatas).

  2. EN-ISO 15883-4: Lavadoras desinfectadoras. Requisitos y tests para lavadoras desinfectadoras que empleen desinfección química para endoscopios termosensibles, lo que afectaría a los equipos de procesamiento de endoscopios


REQUISITOS PARA LA SELECCIÓN DE UNA LAVADORA TERMODESINFECTADORA

Además de la eficacia letal que debe poder documentar el equipo, se describe a continuación toda una serie de detalles técnicos y constructivos importantes a la hora de elegir una termodesinfectadora para una Central de Esterilización.

  1. Regulación precisa de temperatura de la cámara.
  2. Registro de valores límite de las variables del proceso.
  3. Microprocesador que monitorice todos los sensores.
  4. Registro independiente del microprocesador.
  5. Sensor de temperatura en la zona de la cámara donde se dé la temperatura más baja.
  6. Activación de alarma si se detectan 2ºC de diferencia entre sondas.
  7. Dotación de puertos de validación para introducir sensores de temperatura.
  8. Mecanismos de minimización del agua retenida.
  9. Perfecto secado y filtración del aire de secado.
  10. Condiciones de desinfección de calderas y tanques de precalentamiento.
  11. Acceso restringido a la modificación de programas.
  12. Diseño y detección de accesorios mal colocados.
  13. Estanqueidad y bloqueo de las juntas de puerta.
  14. Acceso restringido a la carga en caso de alarma.
  15. Control de la dosificación y del nivel de las bombas de agentes químicos.

EFICACIA DE LA DESINFECCIÓN TÉRMICA: VALOR A0

La norma define el valor A0 como la eficacia de la desinfección térmica expresada en segundos: A0=∑10 (T-80)/Z.

Para conseguir la eficacia letal formulada se definen dos tipos de circunstancias, cuando queremos obtener una limpieza para material de uso crítico o para material de uso no crítico.

Las variables temperatura y tiempo se modifican en función del uso del material que vamos a limpiar.

TEMPERATURA (ºC) A0 = 600 seg. (utensillios NO críticos)  A0 = 3000 seg. (instrumental uso crítico)
90ºC   1 min. 30 seg.
93ºC 30 seg. 2 min.
90ºC 1 min. 5 min.
85ºC 3 min 10 seg. 16 min.
80ºC 10 min. 50 min.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

  1. Guía de funcionamiento y recomendaciones para la central de esterilización. 2018. Grupo Español de Estudio sobre Esterilización.
  2. UNE-EN-ISO 15883-1:2009+A1:2014. Lavadoras desinfectadoras. Parte 1: requisitos generales, definiciones y ensayos.
  3. UNE-EN-ISO 15883-2:2009. Lavadoras desinfectadoras. Parte 2: requisitos y ensayos de lavadoras desinfectadoras que utilizan desinfección térmica para instrumentos quirúrgicos, equipos de anestesia, cuencos, platos, recipientes, utensilios, recipientes de vidrio, etc.
  4. UNE-EN ISO 15883-3:2009. Lavadoras desinfectadoras. Parte 3: requisitos y ensayos de lavadoras desinfectadoras que utilizan desinfección térmica para contenedores de residuos humanos.
  5. UNE-EN ISO 15883-4:2009. Lavadoras desinfectadoras. Parte 4: requisitos y ensayos para las lavadoras desinfectadoras destinadas a la desinfección química de endoscopios termolábiles.